El enfermero de la muerte asesinó a 100 pacientes por simple “aburrimiento”

Oldemburgo, Alemania.- Niels Högel, conocido como “el enfermero de la muerte” fue acusado de matar a 100 personas que requerían servicios médicos y estaban hospitalizadas.
Ante un jurado confesó todos los crímenes realizados el norte de Alemania.
Al aceptar los cargos, se convirtió en uno de los mayores asesinos en serie de la historia de la posguerra alemana.
En la apertura del juicio enumeró cada asesinato individualmente -nombre, causa y hora de la muerte- en una especie de lista de los horrores.
La más joven de las víctimas tenía 34 años, el mayor 96 años.Högel, de 41 años suministraba medicamentos a los pacientes, primero, en un hospital de Oldemburgo y después en uno de
Delmenhorst, desde el año 2000 hasta 2005, de tal forma que desencadenaba fallos cardíacos o colapsos circulatorios y luego reanimaba a los pacientes.
El asesino hacía lo anterior para mostrar sus habilidades de reanimación ante sus colegas y para combatir su aburrimiento.
Confesó que disfrutaba los elogios y reconocimientos cuando lograba “devolver la vida a los pacientes”.
Högel fue descubierto en 2005 por una enfermera en Delmenhorst cuando quiso darle un medicamento no prescrito a un paciente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *