BCS entre los 12 estados donde menos importa la protección a periodistas y defensores de derechos humanos

Un informe de la asociación civil Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (CASEDE) revela que Baja California Sur, junto con Aguascalientes, Baja California, Campeche, Estado de México, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas son los 12 Estados del país que carecen de un marco jurídico apropiado para la defensa de las y los periodistas y defensores de derechos humanos.

This image has an empty alt attribute; its file name is 109592507_3102936983076489_4834510566864769518_o.jpg

De acuerdo con el informe Libertad de Expresión 2020, el gobierno federal no ha logrado frenar la violencia ni poner fin a la impunidad en que permanecen los crímenes cometidos contra los trabajadores de los medios de comunicación, y las condiciones para ejercer la libertad de expresión en México se han deteriorado en el último año, lo cual es más apremiante en el ámbito estatal y municipal.

Indica además sobre los riesgos derivados por la cantidad de homicidios, amenazas, acciones de acoso judicial e intimidaciones que deben enfrentar periodistas y personas defensoras de derechos humanos todos los días en el país.Para la elaboración de dicho Informe, el CASEDE implementó alianzas con la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), el Centro de Investigaciones y Docencia Económicas (CIDE) y el Seminario de Violencia y Paz de El Colegio de México, con quienes pudo corroborar que “la notable falta de seguridad para los periodistas y la normalización de la violencia en México han deteriorado en el último año las condiciones laborales en los medios”.

Entre los datos más relevantes que destaca la información, es que los 32 estados mantienen la existencia de leyes que criminalizan y castigan civilmente el ejercicio de la libertad de expresión. • 19 estados no cuentan con ninguna estructura de Mecanismo de Protección para periodistas y personas defensoras de derechos humanos. • 22 estados no cuentan con Unidades Estatales de Protección con estructuras instaladas. • Solamente Chihuahua, Ciudad de México, Guanajuato y Veracruz destinan recursos económicos para sus instancias para la protección de periodistas, y estados como Campeche, Nuevo León, Sonora, Yucatán y Zacatecas tienen disposiciones penales que criminalizan la libertad de expresión, y en Aguascalientes, Baja California Sur, Oaxaca, San Luis Potosí y Tabasco se mantienen restricciones a la manifestación de las ideas en vías públicas en leyes de carácter civil.

Los estados que obtuvieron cero en “Normas e instrumentos que creen condiciones para la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas” son: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Estado de México, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Yucatán y ZacatecasComo se demuestra en las calificaciones es preocupante que Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Coahuila, Colima, Durango, Hidalgo, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas no consideran en absoluto una estructura efectivamente establecida de acuerdo con los criterios mínimos de funcionalidad, siendo un indicio de la posición de riesgo en la que se encuentran los periodistas y personas defensoras de los derechos humanos en estos territorios al carecer de mecanismos y/o unidades de protección.

Cabe mencionar que, la metodología del informe se centró en 11 indicadores y 22 variables distribuidas en tres dimensiones: 1) Marco legal e institucional de protección a la libertad de expresión, 2) Pluralismo en los medios de comunicación y 3) Seguridad y justicia para periodistas y defensores de derechos humanos.En este sentido, el CASEDE realizó dicho estudio con la finalidad de contribuir con la construcción de evidencia empírica que fortalezca el análisis de lo estatal, en este caso en materia de libertad de expresión, bajo la premisa de que los principales problemas del país encuentran sus primeras respuestas y soluciones en el ámbito local.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *